Una historia de espías

Harold Adrian Russell Philby más conocido como “Kim” Philby, nació en Ambala, Raj británico el 1 de enero de 1912 y murió en Moscú el 11 de mayo de 1988. Hijo de John Philby, un oficial del Ejército y diplomático británico.


Kim formó parte de un grupo conocido como “Los Cinco de Cambridge”(del cual hablamos hace un tiempo). Estudió historia y economía en el Trinity College de Cambridge, donde conoció el marxismo, al cual se adhirió políticamente.
Maurice Herbert Dobb, un economista inglés marxista, sería quien le pusiera en contacto con la filial austriaca del Komintern (Internacional Comunista).
La actividad de espionaje de Philby comienza en los años 30 al ser reclutado por el OGPU o Directorio Político Unificado del Estado (policía política de la RSS de Rusia) y después integrado en el NKVD, Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos de la URSS.
En 1936 se hizo miembro de la Liga de Amistad Anglo-Alemana como cobertura para espiar para la URSS, esta institución tenía ideología fascista lo que le serviría para introducirse en círculos fascistas.

En el 37 viajaría a España con la intención de informar sobre Franco a los soviéticos, allí fue herido e incluso condecorado por el propio Franco cuando cubría la Guerra Civil.
En 1940, ya con la SGM comenzada, trabajó en el MI6 británico, exactamente en la sección Ibérica (España, Portugal y el norte de África), toda la información que caía en sus manos, las pasaría a su enlace del NKVD.
Terminada la guerra, sería destinado como oficial de Inteligencia británico en la Embajada de Estambul y después a la de Washington. En ambos destinos, sus superiores sospecharon de él, pero les convencería de que toda información llegada hacia ellos por desertores soviéticos era totalmente falsa. Así continuaría su labor de agente doble durante años.

A principios de los años 50, dos de sus amigos y colaboradores, Donald Maclean y Guy Burgess, tuvieron que desertar debido a que estaban implicados en pasar información secreta a la URSS y fueron descubiertos por el Proyecto Venona (contrainteligencia).
En 1962, George Blake, otro agente doble británico que informaba a Moscú, fue descubierto, y señaló a Philby como miembro del espionaje soviético.

En 1963 fue finalmente expuesto como un miembro más de la red de espionaje conocida como «Los cinco de Cambridge», junto con Donald Maclean, Guy Burgess, Anthony Blunt y John Cairncross. Philby desapareció de Beirut, lugar donde se encontraba en esos momentos, apareciendo después en la URSS, donde pasó el resto de sus días hasta 1988, año en el que murió.
Tan admirado fue en su tierra de adopción, que incluso nombraron una plaza en su honor (última imagen).

 

SPE
Responsable del Área de Comunicación y Seguridad de Minerva Institute.

Etiquetado ,

Deja una respuesta

Unirse a la lista de espera Le informaremos cuando tengamos stock. Deje su dirección de correo electrónico a continuación.
What Our Clients Say
2675 reseñas